blanqueamientoEmergencias

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Emergencias

Afortunadamente tenemos muy pocas emergencias durante el tratamiento de ortodoncia y la mayoría puedes remediarlas en casa sin ningún inconveniente.

Sin embargo, si tienes una situación que no puedes resolver no dudes en llamarnos de inmediato para darte una cita a la brevedad.
Mientras tanto, estamos seguros de que esta información te ayudará:


emergencias_1



 

Turbo bites o topes de mordida

Los brackets siempre se colocan en ambas arcadas simultáneamente y es importante colocar turbos (pequeños bloques de resina en los dientes) con el fin de lograr una desarticulación que evite el despegado de brackets y permita una alineación dental de forma más rápida.

Inicialmente, solo podrás masticar cosas blandas (carne molida o alimentos suaves), posteriormente te acostumbrarás y aprenderás a masticar con ellos.

Generalmente, el proceso de adaptación dura entre 6 y 8 días.

Bracket despegado o flojo

Si un bracket se despega o lo sientes flojo, lo primero que debes hacer es llamar al consultorio para programar una cita, ya que puede atrasar el tiempo de tratamiento.
Si tienes molestia en la zona, utiliza un cortaúñas o alicate pequeño, corta el alambre y guarda el bracket y alambre para que los lleves al consultorio, así evitarás cargos extras.

Es importante revisar regularmente tus brackets para saber si hay alambres o soportes doblados o flojos.

Dolor de dientes

Si sientes dolor en los dientes después de una cita, puedes tomar algún analgésico para el dolor que no contenga ácido acetilsalicílico (Aspirina).
Te recomendamos tomar Motrin 600 mgs o Tylenol, mientras te acostumbras a tus nuevos brackets.  Fomentos de agua caliente, o enjuagues de agua caliente con sal también ayudan a reducir la inflamación de tus encías.

Irritación causada por el alambre

Si el alambre te molesta, pica o raspa, trata de moverlo de la zona irritada con un cotonete o la goma de un lápiz y si no se mueve, trata de cubrir la parte final o excedente del con un pequeño algodón o con cera para ortodoncia.

Si persiste la molestia, puedes intentar cortar el excedente con un cortaúñas, alicatas o tijeritas previamente lavados y desinfectados con alcohol.