Blanqueamiento dental y sus preguntas más frecuentes.

¿Sabías que el 74% de las personas piensan que una sonrisa desagradable puede perjudicar el éxito en su profesión, así como su autoestima? El color de los dientes puede ser un factor importante y éste es diferente en cada persona ya que es algo que viene definido genéticamente.

No obstante, existen diversos métodos para aclarar y mejorar su tono. El más común de ellos, es el blanqueamiento. ¿Tienes claro en qué consiste? Te invitamos a seguir leyendo y resolver las dudas que puedas tener:

 

1.-¿Se daña el esmalte dental?

Éste es el mito más común alrededor de este tratamiento. La buena noticia es que el uso de luz fría lo mantiene sano e intacto, evitando así la hipersensibilidad posterior.

 

2.- ¿Cuáles son las técnicas más utilizadas?

En la clínica se aplica el producto blanqueador, que se activa mediante una lámpara LED, que lo que hace es abrir el poro del esmalte, para conseguir así blanquear la dentina.

Se utiliza peróxido de hidrógeno al 35% que conjuntamente con el láser produce el blanqueamiento dental en sólo 50 minutos, bajando el blanco de los dientes de 2 a 3 tonos.

 

3.- ¿Duele? ¿Qué cuidados posteriores recomiendan?

El paciente tiene que ser evaluado previo al blanqueamiento, ya que fracturas en el diente, problemas en las encías o restauraciones desajustadas podrían hacer el tratamiento incomodo al paciente.

En algunos pacientes será necesario aplicar un refuerzo de 2 a 4 semanas, con guardas especiales, éstas deberán ser utilizadas en casa, dependerá de los hábitos del paciente y de los tonos que se lograron bajar.

Se recomienda no fumar el día del blanqueamiento ni consumir frutas ácidas o bebidas obscuras.

 

4.- ¿Se realizan más blanqueamientos los hombres o las mujeres?

Ambos gustan de lucir una sonrisa bella, sana y radiante. Sus edades oscilan entre los 30 y 35 años de edad.

 

5.- ¿Qué alimentos pueden influir de forma negativa en el color de nuestros dientes?

Vino tinto, té, café,  betabel, jitomate, curry, fresa, chimichurri, chocolate y por supuesto, el cigarro.

 

6.- ¿El blanqueamiento dental sustituye a una limpieza bucal?

No. El blanqueamiento es una técnica estética y en ningún caso sustituye a una limpieza. La limpieza elimina bacterias, refuerza el esmalte y protege a los dientes.

 

7.- ¿Dónde se puede llevar a cabo?

Son muchas las clínicas dentales que pueden realizarte un tratamiento seguro y efectivo de blanqueamiento dental. Naturalmente, Clínica Balut es una de ellas por lo que te invitamos a contactarnos aquí y dejarnos determinar el estado de tu sonrisa. ¡La valoración es completamente GRATIS!

Dolor de dientes y sus causas más comunes.

El dolor de dientes es un trastorno que afecta a muchas personas y se debe a que la dentina, tejido del diente que se encuentra bajo el esmalte, queda expuesta, provocando dolor ante la presencia de estímulos táctiles, químicos o cambios de temperatura.

Si el dolor persiste después de haber sido expuesto a estos estímulos, es probable que el problema sea de otro tipo, por ejemplo: una fractura dental.

 

El dolor se produce al comer o beber algo caliente, frío, ácido o dulce. Se origina por la pérdida de grosor del esmalte del diente o el retraimiento de las encías, lo que deja al descubierto la dentina. En ésta hay una serie de poros que conectan con los túbulos, en los que se insertan pequeñas terminaciones nerviosas, que reaccionan ante los cambios de temperatura, la acidez o el azúcar.

El dolor es intenso, muy localizado y de corta duración. Un cepillado incorrecto de los dientes, la ausencia de higiene dental, el bruxismo, una enfermedad periodontal, la rotura de un diente pueden causar la aparición de la sensibilidad dental.

 

Recuerda que en Clínica Balut podemos brindarte asesoría.

Aquí te damos algunas recomendaciones para prevenir este padecimiento:

  • Evita cepillarte de manera agresiva.
  • Elige un cepillo de dientes de cerdas suaves para tu limpieza dental.
  • Reduce tu ingesta de alimentos ácidos.
  • Evita rechinar tus dientes
  • Atender a tiempo la periodontitis

¡Cuida tus dientes!