Aftas bucales y sus causas más comunes.

Probablemente en alguna ocasión sentiste que había algo en tu boca que te molestaba, te ardía y te dolía, corriste al espejo a mirarte y descubriste una pequeña herida o una llaga, pues bien, a esto se le llama afta bucal.

Estas lesiones pueden aparecer en cualquier parte de la boca: encías, labios, lengua, fondo de la boca o en los límites laterales de la cavidad bucal (carrillos).

 

¿Cuándo aparecen?

Las aftas bucales no son contagiosas, sin embargo sus causas no están del todo esclarecidas. Parecen ser causadas por desbalances en el sistema inmune. Algunos detonantes conocidos son:

 

  • Traumas locales, como mordidas accidentales.
  • Estrés psicológico.
  • Pocas horas de sueño.
  • Helicobacter pylori, la misma bacteria que causa úlcera gástrica.
  • Algunas pastas dentales que contienen sodio-lauril-sulfato.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Comidas como chocolate, café y bebidas ácidas.
  • Tabaco.
  • Alteraciones hormonales durante el ciclo menstrual.
  • Deficiencia de algunas vitaminas y minerales como vitamina B12, vitamina C, zinc, hierro y ácido fólico.
  • Drogas como antiinflamatorios, Rapamicinas, Metotrexate, Aspirina y Atenolol.

 

Algunas personas que tienen la costumbre de acostarse inmediatamente después de la última comida, pueden presentar aftas recurrentes.

Pero no te preocupes, las aftas no son contagiosas y suelen desaparecer por sí solas en un periodo aproximado de diez días. Las que demoran más tiempo en curarse son aquellas que surgen en zonas donde existe un contacto constante con los dientes o con los alimentos, sufriendo traumas repetidos a lo largo del día.

 

En Internet es muy fácil encontrar diversas recetas caseras para tratar las aftas bucales. Hay que tener cuidado con lo que se aplica en la lesión para no aumentar la inflamación y empeorar el cuadro. Si notas que las aftas aparecen muy seguido corre a consulta en Clínica Balut, con gusto realizaremos una evaluación de tu cavidad bucal para determinar si requieres un enjuague bucal especial o algún antiinflamatorio tópico.

Si mantienes una correcta higiene bucal, las aftas bucales desaparecerán en paz. 😉

¿Por qué debo usar hilo dental?

Tal vez pensabas que bastaba con cepillarte los dientes para tener una boca sana y un aliento fresco, pero la realidad es que debes dedicar un poco más de tiempo a tu limpieza bucodental.

Una clave para mantener una sonrisa y boca sanas es el uso del hilo dental, el cual ayuda a eliminar la placa acumulada entre los dientes, espacio al que un cepillo de dientes no puede llegar.

Al usar hilo dental ayudas a prevenir la gingivitis y el mal aliento (halitosis); complementa tu limpieza con un enjuague bucal, que ayudará a reducir la placa dental y mantener tus encías sanas.

 

¿Puedo usar hilo dental si tengo brackets?

 

Si tienes brackets puedes utilizar hilo dental especializado, diseñado especialmente para ortodoncia, con extremos rígidos que puedes pasar por debajo del alambre.

También existen cepillos dentales especiales para ortodoncia. Si tienes dudas sobre como realizar una correcta limpieza dental durante tu tratamiento de ortodoncia no dudes en preguntarnos ¡En Clínica Balut estamos para servirte!