Periodontitis con brackets

En notas pasadas del #BlogBalut hablamos sobre enfermedades que pueden surgir mientras se lleva a cabo un tratamiento de ortodoncia. En esta ocasión hablaremos sobre periodontitis, una enfermedad que puede resultar de una gingivitis no atendida.

 

 

La periodontitis es una inflamación e infección de los ligamentos y huesos que sirven de soporte a los dientes, de no ser tratado el soporte óseo del diente, podría derivar en una pérdida irreparable de la pieza dental.

 

Nos gustaría que te imaginaras esta enfermedad como una cadenita de malos aseos bucales:

 

Primero tienes una mala higiene bucal, después el sarro o placa dental resultante provoca inflamación y sangrado en las encías, al no ser tratado, las bacterias resistentes estimularan la producción de pus entre el diente y la encía, carcomiendo el soporte óseo del diente y la franja gingival.

 

Los síntomas de la periodontitis incluyen:

  • Sangrado e inflamación de encías
  • Dolor al masticar
  • Halitosis
  • Retracción gingival (dientes alargados)
  • Abscesos entre los dientes
  • Movilidad y sensibilidad en los dientes

 

En realidad estos síntomas de la enfermedad nos indican que la periodontitis ya está muy avanzada.

 

Cuando estás en tratamiento de ortodoncia, no puedes dejar pasar mucho tiempo si notas algo raro entre tus dientes o encías.

 

Tratamiento

 

El objetivo principal es recuperar la salud de las encías, erradicar la infección eliminando la placa bacteriana y frenar la pérdida de hueso, recuperando la estética de las encías. Sin embargo, dependiendo la gravedad de la periodontitis es el tratamiento:

 

  • Mecánico: Limpieza profunda de las encías, raspado y alisado radicular.
  • Antibiótico: Cultivo bacteriano y antibiograma con cobertura de patógenos aeróbicos y anaeróbicos.
  • Quirúrgico: Cirugía a colgajo (elimina las bolsas que se han generado como consecuencia de la enfermedad periodontal) o injertos de hueso y tejido.

 

Es importante que acudas con tu ortodoncista si es que presentas alguna inflamación o sangrado en las encías, recuerda que tus aparatos dentales pueden guardar restos de comida si no te cepillas y aseas como debe ser.

 

En Clínica Balut estamos para servirte.

 

Y recuerda, ¡no olvides sonreír! :)

Gingivitis con brackets

 

Hay ocasiones en que los pacientes que han empezado un tratamiento de ortodoncia, notan sangrado o inflamación en sus encías. Esta enfermedad se llama gingivitis y si ese es tu caso, leer este artículo será muy útil para ti.

 

La GINGIVITIS es un padecimiento común hoy en día, es muy sencillo identificar unas encías saludables de unas en mal estado, pues las primeras tienen un aspecto de color rosa pálido, están firmes y tienen un perfil corrugado; por el contrario, si la encía sangra se ve con un aspecto brilloso de color rojo intenso, están inflamadas y sensibles, además del mal olor que desprenden.

El fenómeno de hemorragia gingival siempre va acompañado de inflamación. Es importante que sepas que si la gingivitis no se trata a tiempo, puede desencadenar una infección más aguda conocida como periodontitis, en donde el paciente podría perder incluso piezas dentales.

 

¿Cuáles son las causas de la gingivitis?

La inflamación se debe la mala higiene bucal que provoca la acumulación de placa bacteriana y sarro entre los surcos de los dientes y el margen de las encías.

Cuando el paciente tiene brackets y no existe un cepillado correcto, la acumulación de alimento entre los aparatos dentales se convierte en un factor importante para el desarrollo de gingivitis.

La placa bacteriana resulta perjudicial para la salud de la boca en general y el sarro contribuye a la retención de placa dental. Además, las bacterias de la placa dental excretan endotoxinas (productos metabólicos perjudiciales) que provocan una respuesta negativa en el sistema inmunológico que causa inflamación y hemorragia en las encías.

A su vez, todos estos procesos son provocados por factores tanto externos como internos o sistémicos:

  • Cambios hormonales.
  • Respirar por la boca.
  • Desnutrición.
  • Estrés.

Una vez identificada la gingivits, habla con tu ortodoncista, pues es importante atender a tiempo tu salud bucal y disminuir el riesgo a complicaciones. Si las encías permanecen inflamadas, afectarán el movimiento de los dientes, entonces el trabajo de ortodoncia no tendrá los resultados deseados.

 

Prevención

Es muy importante tener una correcta higiene bucal, ya que con ella lograrás eliminar la placa que se forma en tus dientes.

Recuerda estas recomendaciones:

  • Usa el hilo dental y el cepillo interdental recomendado por tu ortodoncista.
  • Evita fumar.
  • Evita alimentos con azúcar añadida.
  • Realiza un correcto cepillado bucal.
  • Mantente hidratado.
  • Te recomendamos tener mucha comunicación con tu ortodoncista, por si persisten las molestias.

Incluso existen enjuagues bucales de venta libre para eliminar la gingivitis en pacientes con brackets, aunque es importante mencionar que éstos se deben utilizar bajo instrucción médica, pues no son de uso diario debido a que provocan manchas en las piezas dentales.

 

Por último…

Si después de leer esta nota sabes que puedes tener gingivitis, no dudes en acudir con un profesional médico dental, pues tal vez la enfermedad sea provocada por un factor sistémico.

 

¡En Clínica Balut estamos para orientarte!