Diastema: La moda de los dientes separados.

Seguro notaste en algún momento la separación en los dientes de Madonna y Luis Miguel, esa separación de los incisivos superiores es conocida por los especialistas dentales como diastema, un exceso de espacio que evita que los dientes se mantengan unidos y se ha puesto de moda en los últimos años.

Los dentistas llaman diastema al espacio o hueco entre dos dientes. Son sobre todo frecuentes entre los dos incisivos centrales, aunque pueden presentarse entre cualquier par de dientes.

¿Por qué aparece el diastema?

Existen varias causas por las que puede aparecer esta característica física, entre ellas:

 

 

En la infancia es muy común la aparición de diastema, es más notorio durante la transición de los dientes de leche a los permanentes y una vez terminado el proceso suele desaparecer, en su defecto probablemente será necesario un tratamiento de ortodoncia.

 

¿Sabías que el diastema pueden llegar a afectar el habla y el equilibrio facial en algunos casos?

 

Te invitamos a una cita de valoración SIN COSTO en Clínica Balut, donde te indicaremos cuál es el tratamiento adecuado para tu diastema.

Trastornos alimenticios: Señales que nos da la salud bucal.

Los trastornos alimenticios son enfermedades que se caracterizan por preocupaciones por la comida y el peso, causados por asuntos físicos, emocionales y sociales.

Las personas que tienen anorexia limitan al extremo la cantidad de comida que comen y pueden adelgazar de manera peligrosa. Ésta se asocia con el desarrollo de osteoporosis, que al provocar descalcificación debilita la estructura del diente y provoca fracturas o incluso la pérdida de la pieza dental.

En algunos casos, quienes padecen anorexia tienden a hábitos derivados de la ansiedad que les produce no ingerir alimentos, como morder cucharas u otros objetos que contribuyen a desgastar el esmalte dental y a hipersensibilizar los dientes por la pérdida de la dentina.

 

Las personas con bulimia comen compulsivamente (atracón) y luego eliminan la comida (purga) a través del vómito, ejercitándose excesivamente o usando medicamentos, como laxantesLa inducción a prácticas como el vómito incrementan la producción de ácidos estomacales que terminan por destruir el esmalte dental. Además, el vomito puede provocar  enrojecimiento de glándulas de la cavidad oral y en ocasiones fisuras en las comisuras de los labios.

En ambos trastornos alimenticios se ven reducidas las defensas del sistema inmunológico predisponiendo a las personas a caries, estomatitis, ampollas y gingivitis.

 

Algunos de sus efectos secundarios son:

  • El mal aliento
  • Dientes sensibles
  • Erosión dental
  • Boca, garganta y glándulas salivales
  • Dolores de boca
  • Boca seca
  • Labios partidos
  • Encías sangrantes

 

Algunas veces, los trastornos alimenticios no son descubiertos hasta que es demasiado tarde y se han ocasionado daños irreversibles al cuerpo y a los dientes.

Es necesario prestar especial atención a las personas o pacientes que puedan llegar a padecer estos trastornos alimenticios pues la salud general y dental está de por medio.

 

Los desórdenes alimenticios pueden dañar severamente la salud dental.

Los desórdenes alimenticios pueden dañar severamente la salud dental.