Características del cepillo de dientes

¿Cómo eliges tu cepillo de dientes? Antes de dejarte llevar por sus llamativos detalles, te sugerimos tomar en cuenta las siguientes especificaciones para que elijas el cepillo dental indicado para ti:

Firmeza de las cerdas:

 

Suaves y extra suaves: los cepillos dentales con cerdas suaves son recomendados para el uso diario y para personas con hipersensibilidad dental o alguna enfermedad periodontal.

Normal: son muy flexibles y se encuentra en un punto medio de dureza.

Duro: recomendado si no sufres de ninguna enfermedad periodontal ni hipersensibilidad dental. Eliminan mejor la suciedad y tienen una mayor capacidad de erosión, por eso debes tener cuidado al utilizarlos, ya que si ejerces mucha fuerza puedes llegar a lastimarte.

 

Existen también otro tipo de cepillos de dientes:

 

Cepillo dental eléctrico:

un cepillo dental eléctrico es igual de efectivo que uno manual si se utiliza correctamente. Este tipo de cepillos se recomiendan para personas que no logran llegar a las esquinas de su boca o si padecen algún problema que les impida manejar correctamente un cepillo de dientes manual.

 

Para ortodoncia:

Cepillo de ortodoncia: está diseñado especialmente para acceder fácilmente alrededor de los aparatos de ortodoncia y así eliminar la placa.

Cepillo interdental: tiene la misma función que el hilo dental, limpiar entre dientes para mantener las encías saludables.

No olvides cambiar tu cepillo dental cada 3 meses para mantener una higiene óptima.

 

¿Tienes dudas sobre el cepillo de dientes indicado para ti? En Clínica Balut estamos para asesorarte, ¡agenda tu cita y resuelve todas tus dudas! :)

¿Por qué debo usar hilo dental?

Tal vez pensabas que bastaba con cepillarte los dientes para tener una boca sana y un aliento fresco, pero la realidad es que debes dedicar un poco más de tiempo a tu limpieza bucodental.

Una clave para mantener una sonrisa y boca sanas es el uso del hilo dental, el cual ayuda a eliminar la placa acumulada entre los dientes, espacio al que un cepillo de dientes no puede llegar.

Al usar hilo dental ayudas a prevenir la gingivitis y el mal aliento (halitosis); complementa tu limpieza con un enjuague bucal, que ayudará a reducir la placa dental y mantener tus encías sanas.

 

¿Puedo usar hilo dental si tengo brackets?

 

Si tienes brackets puedes utilizar hilo dental especializado, diseñado especialmente para ortodoncia, con extremos rígidos que puedes pasar por debajo del alambre.

También existen cepillos dentales especiales para ortodoncia. Si tienes dudas sobre como realizar una correcta limpieza dental durante tu tratamiento de ortodoncia no dudes en preguntarnos ¡En Clínica Balut estamos para servirte!

Dolor de dientes y sus causas más comunes.

El dolor de dientes es un trastorno que afecta a muchas personas y se debe a que la dentina, tejido del diente que se encuentra bajo el esmalte, queda expuesta, provocando dolor ante la presencia de estímulos táctiles, químicos o cambios de temperatura.

Si el dolor persiste después de haber sido expuesto a estos estímulos, es probable que el problema sea de otro tipo, por ejemplo: una fractura dental.

 

El dolor se produce al comer o beber algo caliente, frío, ácido o dulce. Se origina por la pérdida de grosor del esmalte del diente o el retraimiento de las encías, lo que deja al descubierto la dentina. En ésta hay una serie de poros que conectan con los túbulos, en los que se insertan pequeñas terminaciones nerviosas, que reaccionan ante los cambios de temperatura, la acidez o el azúcar.

El dolor es intenso, muy localizado y de corta duración. Un cepillado incorrecto de los dientes, la ausencia de higiene dental, el bruxismo, una enfermedad periodontal, la rotura de un diente pueden causar la aparición de la sensibilidad dental.

 

Recuerda que en Clínica Balut podemos brindarte asesoría.

Aquí te damos algunas recomendaciones para prevenir este padecimiento:

  • Evita cepillarte de manera agresiva.
  • Elige un cepillo de dientes de cerdas suaves para tu limpieza dental.
  • Reduce tu ingesta de alimentos ácidos.
  • Evita rechinar tus dientes
  • Atender a tiempo la periodontitis

¡Cuida tus dientes!