Paladar para ortodoncia: limpieza en 3 sencillos pasos.

El retenedor o paladar para ortodoncia es indicado por el ortodoncista una vez terminado tu tratamiento, también te señalará si debes utilizarlo sobre los dientes superiores, inferiores o ambos y por cuánto tiempo deberás usarlo.

La mayoría de las personas (niños y adultos) deben usar retenedores durante un tiempo después de que se les haya quitado los aparatos. Otras personas los usan para cerrar los espacios entre los dientes, para resolver problemas del habla o médicos.

Es muy importante mantener el aparato limpio para evitar la formación de bacterias y sarro, el cual aparece al dejarlo seco y sin enjuagar.

A continuación te compartimos unos sencillos pasos para mantener tu paladar o prótesis dental limpio y en buen estado:

 

  • Enjuaga tu paladar para ortodoncia con agua limpia y tibia.
  • Coloca pasta de dental sobre un cepillo de dientes suave y prosigue a cepillar el paladar por dentro y por fuera.
  • Enjuaga el paladar con agua tibia y colócalo en un recipiente o en su estuche lleno de agua destilada para mantenerlo en remojo, si necesitas colocarlo de nuevo, sécalo suavemente con una toalla limpia.

 

Puedes realizar este procedimiento una vez a la semana para mantener tu aparato en excelentes condiciones, recuerda enjuagar tu retenedor siempre que te lo quites para comer.

Recuerda que en Clínica Balut estamos para atender todas tus dudas.