La sonrisa y el autoestima: ¿Cómo se ve afectada?

La sonrisa y el autoestima comparten una relación directa. ¿No nos crees? Charles Chaplin decía: “Una sonrisa cuesta poco y produce mucho”.

La sonrisa es una de las mejores armas que tenemos y muchas veces no somos conscientes del gran efecto que tiene y de lo mucho que podemos lograr con ella.

 

Hay casos en los cuales nos privamos de sonreír; por lo general, esto ocurre cuando tenemos dientes en mal estado, teñidos, rotos, ausentes, mal posicionados etc.

Una boca sana no sólo es fundamental para mantener un buen estado de salud física, sino también para mejorar nuestro estado de ánimo. Y es que unos dientes defectuosos o determinadas enfermedades bucales pueden afectar directamente a nuestra autoestima. Seguro que has visto muchas veces a personas que se tapan la boca con las manos al reír por miedo a mostrar unos dientes mal alineados o de color amarillento.

 

Es por esta razón que algunas personas se tapan la boca al sonreír porque piensan que su dentadura disminuye las posibilidades de ser bien recibido, afectando su seguridad y su autoestima.

¿Sabías que el 90% de las mujeres en todo el mundo desean cambiar al menos un aspecto de su apariencia física?

Tener una sonrisa bella y sana no sólo mejora tu salud bucal, sino también tu calidad de vida, seguridad e imagen.

 

Sin embargo, creemos que somos los únicos que nos sentimos así, pero no es el caso.

Celebridades de talle mundial como el mismísimo Tom Cruisereconocieron haber rechazado papeles importantes en películas por la vergüenza que les provocaban sus dientes. ¡La sonrisa y el autoestima van más de la mano de lo que se cree!

 

 

SONRISA

 

 

Pero nunca es tarde y no hay sonrisa que no valga la pena. Por eso, te presentamos a Carlos, nuestro caso de éxito más famoso: