Trastornos alimenticios: Señales que nos da la salud bucal.

Los trastornos alimenticios son enfermedades que se caracterizan por preocupaciones por la comida y el peso, causados por asuntos físicos, emocionales y sociales.

Las personas que tienen anorexia limitan al extremo la cantidad de comida que comen y pueden adelgazar de manera peligrosa. Ésta se asocia con el desarrollo de osteoporosis, que al provocar descalcificación debilita la estructura del diente y provoca fracturas o incluso la pérdida de la pieza dental.

En algunos casos, quienes padecen anorexia tienden a hábitos derivados de la ansiedad que les produce no ingerir alimentos, como morder cucharas u otros objetos que contribuyen a desgastar el esmalte dental y a hipersensibilizar los dientes por la pérdida de la dentina.

 

Las personas con bulimia comen compulsivamente (atracón) y luego eliminan la comida (purga) a través del vómito, ejercitándose excesivamente o usando medicamentos, como laxantesLa inducción a prácticas como el vómito incrementan la producción de ácidos estomacales que terminan por destruir el esmalte dental. Además, el vomito puede provocar  enrojecimiento de glándulas de la cavidad oral y en ocasiones fisuras en las comisuras de los labios.

En ambos trastornos alimenticios se ven reducidas las defensas del sistema inmunológico predisponiendo a las personas a caries, estomatitis, ampollas y gingivitis.

 

Algunos de sus efectos secundarios son:

  • El mal aliento
  • Dientes sensibles
  • Erosión dental
  • Boca, garganta y glándulas salivales
  • Dolores de boca
  • Boca seca
  • Labios partidos
  • Encías sangrantes

 

Algunas veces, los trastornos alimenticios no son descubiertos hasta que es demasiado tarde y se han ocasionado daños irreversibles al cuerpo y a los dientes.

Es necesario prestar especial atención a las personas o pacientes que puedan llegar a padecer estos trastornos alimenticios pues la salud general y dental está de por medio.

 

Los desórdenes alimenticios pueden dañar severamente la salud dental.

Los desórdenes alimenticios pueden dañar severamente la salud dental.

Salud bucal: ¿Qué problemas físicos se ven reflejados en ella?

Los padecimientos físicos constantemente se ven reflejados en la salud bucal.

Esto es porque están relativamente conectados y si se presta atención a ellos a tiempo, se pueden evitar complicaciones futuras. Así como hay señales que nos indican alguna enfermedad, por otro lado, hay enfermedades que afectan drásticamente tus dientes.

Las visitas regulares al dentista pueden detectar algún indicio de padecimiento en etapa temprana.

Éstas son algunas de las condiciones físicas que están ligadas a la salud de tu cuerpo:

 

Enfermedades cardíacas: Los pacientes con enfermedades avanzadas de encías tienen más probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares como derrames cerebrales.

 

Diabetes: Este padecimiento hace que el paciente esté más propenso a sufrir de encías hinchadas y/o infectadas. Esto se debe a que los niveles de azúcar reducen la inmunidad del cuerpo a la infección.

 

Ansiedad: El estrés afecta gravemente el sistema inmunológico que combate las bacterias que causan enfermedades periodontales.

 

Cáncer: Se pueden detectar bultos o malformaciones en el cuello, garganta, piel, mandíbula o tiroides que podrían ser indicadores de este mal.

 

Enfermedades renales: Cuando los riñones no gozan de buena salud se liberan derivados de la descomposición incompleta de proteínas, provocando un sabor desagradable, mal aliento y/o sequedad severa.

 

Anorexia:  Las personas que lo padecen limitan al extremo la cantidad de comida que ingieren y pueden adelgazar de manera peligrosa. Ésta se asocia con el desarrollo de osteoporosis, que al provocar descalcificación debilita la estructura del diente, y provoca fracturas o incluso la pérdida de la pieza dental. Es de los trastornos que en mayor medida afectan la salud bucal.

 

Otros problemas que se pueden detectar son problemas de tiroides, hipertensión, asma, trastornos del sueño y de la respiración, erupciones en la piel, bruxismo (rechinado de dientes), VIH, tuberculosis, drogadicción, trastornos digestivos y problemas del aparato respiratorio superior.

Cuida de tu salud general para mantener tu salud bucal.

Salud dentañ

Importancia de la salud bucal