A los 12 años de edad el paciente con apiñamiento severo y una desviación de línea media superior marcada comenzó su tratamiento de ortodoncia, sin ninguna molestia ni extracción.