A los 14 años de edad el paciente tenía un apiñamiento marcado en la arcada superior, dando un aspecto de dientes salidos y amontonados. Gracias al SISTEMA DAMON su tratamiento se realizó durante 18 meses sin llevar a cabo ninguna extracción.