¿Cómo? ¿Brackets sin ligas? Así es, los brackets del sistema Damon es un tipo de tratamiento que no requiere de las ligas, por lo que no necesitan apretarse y son muy suaves con los dientes y tejidos. 

Los brackets sin ligas emplean un mecanismo de tapa pasiva que ayuda a mantener los arcos dentro del bracket, lo que hace que este tratamiento tenga mayor libertad de movimiento y pueda reducir hasta 7 meses el tiempo del tratamiento, con un menor número de citas.

Con los brackets tradicionales, los ortodoncistas a menudo tienen que tirar de los dientes que están fuera de lugar para abrir espacio. El Sistema Damon utiliza fuerzas biológicas que aprovechan los procesos adaptativos del cuerpo para crear espacio de una forma más natural. Esto evita que los ortodoncistas que utilizan el sistema Damon, hagan extracciones.

brackets sin ligas

¿Por qué elegir brackets sin ligas?

Con la ortodoncia tradicional, los ortodoncistas utilizan eslásticos o clips, mejor conocidos como las ligas, y éstos se usan para sujetar el arco y que no haya mayor movimiento, y por consecuente, haya más fricción y pueda ocasionar muchas molestias.

Con los brackets del sistema Damon los resultados son extraordinarios, mejoran el confort del paciente, sin necesidad de reajuste en los arcos y son fáciles de mantener limpios. Todos sabemos que la higiene oral en una boca llena de brackets puede ser complicada, pero gracias al Sistema Damon la higiene no tiene por qué ser difícil.

Como puedes ver, los brackets sin ligas pueden brindarte más beneficios a comparación de los brackets tradicionales. Es por eso que en Clínica Balut, nuestros ortodoncistas están certificados en este tipo de tratamiento. Agenda una cita de valoración gratis, y déjanos encargarnos de tu sonrisa.