Blog

Maloclusión: La respiración bucal podría ser la causa

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

La postura de la lengua, deglución y de la respiración bucal tiene un papel importante en ortodoncia con un impacto sobre la dimensión vertical y sobre la maloclusión.

La respiración bucal puede contribuir al desarrollo de los problemas de ortodoncia pero es difícil atribuirlo como un agente etiológico primario.

 

Pero, ¿cuál es la diferencia entre cada una y por qué provocan una maloclusión?

  • La respiración normal o nasal consiste en el paso del aire libremente por la nariz mientras se cierra la boca, creándose una presión negativa entre la lengua y el paladar duro en el momento de la respiración.

 

  • El hábito de respiración bucal consiste en el paso del aire a través de la boca durante la inspiración y expiración, de manera que la lengua se coloca en el suelo de la boca para permitir este flujo de aire. El paladar se modela y se hace más profundo, y a la vez, como el aire no pasa por los senos maxilares, estos se vuelven más pequeños.

 

Entre sus causas está

 

¿Cuáles son las consecuencias de una maloclusión?

  • Aspecto facial característico: rostro alargado y estrecho, ojos caídos, boca abierta e incompetencia labial.
  • Hipertrofia del músculo borla del mentón.
  • Labio superior hipotónico.
  • Labio inferior hipertónico, muy contraído.
  • Labios resecos y agrietados. Fisuras en las comisuras. Necesitan hidratación constante.
  • Mordida abierta anterior con o sin interposición lingual.
  • Mordida cruzada posterior uni o bilateral.
  • Paladar muy profundo y estrecho.
  • La arcada superior tiene forma de triángulo.
  • Mandíbula en una posición más retrógrada.
  • Apiñamiento dental.
  • Gingivitis crónica
  • Hundimiento del esternón y escápulas en forma de alas.

La respiración bucal también puede producir trastornos intelectuales ya que hay una disminución de manera crónica de la presión de oxígeno y una baja oxigenación cerebral. Para detectar si una maloclusión por respiración bucal está presente, es necesario acudir con el otorrinoralingólogo para su diagnóstico profesional.

27 nov